Uncategorized

Nos quitan lo que es nuestro

Por lo visto no se dieron cuenta de que si intentaron aprobar una ley tan “moderna” y “progresista” (WTF?) y mucha gente se posicionó en contra de ella mediante sus buenas manifestaciones y artículos en medios de comunicación de ámbito nacional sería seguramente porque a ninguno le hace gracia. Y seguramente esta ministra y sus amiguitos pensarían:

– “¡Uy!, ¿cómo es que no ha sido aprobada esta ley para cerrar cualquier tipo de web que albergue (o no) contenidos en ella y sin jueces de por medio?, no lo entiendo, habrá sido una equivocación, vamos a recurrirla a ver si esta vez lo conseguimos”.

Y así ha sido, cada vez que no lo han conseguido la han ido recurriendo, no han parado hasta conseguir aprobar esta ley que no hace más que retrasar aún más un país, al menos, en lo que a Internet se refiere. Porque seamos francos, España ha sido siempre con respecto a muchos países (incluso algunos que creíamos por debajo nuestra) un país más lento, atrasado y no tan a la última como muchas veces nos quieren hacer creer. Hace unos pocos años parecía que la cosa estaba empezando a cambiar, pero siempre tiene que haber alguien con una idea equivocada de lo que significa “progreso”. Exactamente con un concepto de progreso contrario al del resto de los mortales. No entiende que si va hacia una dirección, y más de 40 millones de personas van en la otra, a lo mejor es que es ella quien está equivocada en este caso y no los demás.

Y es que esto es de pena, recuerdo cuando no hace tampoco demasiado tiempo, nuestra ministra de cultura decía que si en la época de Mozart hubiera habido tales leyes sobre derechos de autor, Mozart no habría vivido en la pobreza como lo hizo siempre. Es de pena que una ministra de cultura diga esto, cuando siempre vivió en la abundancia y riqueza, excepto en su última etapa que comenzó a perderlo todo, pero vivió una vida de caprichos.

Repito, es de pena que una ministra de cultura diga esto, y así nos va.

Lo más gracioso es que esta persona y su organización van por el país creyéndose héroes, salvando a los artistas, a la música, y sin embargo hace unos días leía una noticia que decía: La SGAE y sus socios ‘olvidan’ repartir a los autores 480 millones de euros.
Y dónde fueron a parar esos millones? Pues seguro que a beneficiencia no, ni a ayudar al país a salir de esta crisis de la que también se queja tanto el gobierno.

También hay otra noticia que informa de que un juez considera que penar enlaces a descargas no es ‘razonable ni justo’ por la ‘ley Sinde’.
Todo esto porque no se contentan con cerrar las webs que alberguen cierta información o archivos, sino que ya ni siquiera se podrán almacenar simples y meros enlaces a otros sitios.

¿Pero de qué nos va a servir todo esto si esta ley considera que los jueces deberían dedicarse a otros asuntos?

Internet, para que lo sepa la señora ministra, no es solo un lugar del que descargarse material audiovisual, también se pueden descargar muchas más cosas, como información.

Gracias a la ministra, que dice que “defiende” a los artistas,  grandes empresas multinacionales, ahora se lo pensarán unas cuantas veces antes de abrir en nuestro país, porque no olvidemos que mucha gente come de Internet, y por defender a cuatro cantantes millonarios puede que por ejemplo una de estas grandes empresas se niegue a abrir en España y estaría cerrando las puertas a un gran número de puestos de trabajo.

Los cantantes, de cada CD que venden, reciben si acaso 1€ del PVP de dicho CD, el resto es para la discográfica. En cambio, la principal fuente de ingresos de un estos cantantes reside en los conciertos, ya que alrededor del 60% del PVP de la entrada es para ellos. Entonces si tanto le importan y tanto protege a los artistas, ¿por qué ataca Internet? No olvidemos que muchos de estos son conocidos precisamente gracias a Internet, y si no fuera por esto, no llenarían sus conciertos y casi nadie los conocería.

En definitiva, esta ley solo sirve para lo que ha ido demostrando hasta hoy, para enriqueceros a vosotros y cuatro gatos más sin importaros derechos tan esenciales e importantes como el de la libertad de expresión o el derecho a compartir y todo ello sin el más mínimo ánimo de lucro.

Todo esto me recuerda en parte a cierta película de humanos, orcos y demás seres mitológicos,  que intentaban destruir el anillo. Pues si cambiamos anillo por ley, creo que lo demás no cambia mucho:

Un hechicero malvado con la ayuda de un puñado de despiadados orcos intentan gobernar la tierra en la que viven los humanos mediante el poder de un anillo malvado que contamina y destruye todo a su alrededor.

Conclusión: creo simplemente esta ley pretende ser “una ley para gobernarlos a todos” (cambiando anillo por ley).

PD: Espero que no me cierren el blog por haber tomado y adaptado la frase final de la película El Señor de los Anillos.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 3 comentarios

Blog de WordPress.com.